Jardines verticales para empresas
2 octubre 2016

Los jardines verticales se han convertido en los últimos tiempos en la solución perfecta para las ciudades ya que aportan frescura y naturaleza entre tanto hormigón. En este sentido, las empresas, conscientes de los beneficios que aportan los jardines verticales, cada vez están apostando por implantarlos en sus instalaciones. Este nuevo artículo de espacio vegetal va a tratar sobre los jardines verticales de para empresas.

De hecho, se ha demostrado que este tipo de estructuras, ayudan a las personas a convivir con un clima mucho más agradables, purificado y por qué no decirlo, decorativo. Una empresa es un lugar destinado a trabajar, o sea que las personas pasan muchas horas a lo largo de la semana. La instalación de plantas y flores, potencia una mejoría en el ambiente de trabajo y esto se traduce en una mejor productividad en el largo tiempo.

Beneficios de un jardín vertical en una empresa

Vivimos en una nueva etapa global en la que por desgracia el clima tiende a ser cada vez más extremo y los recursos naturales tienden a desaparecer, la sociedad, dentro de sus posibilidades está dispuesta a innovar y crear espacios naturales dentro de las ciudades. Los jardines verticales para las empresas no solo son una manera elegante de presentar espacios de trabajo. Se trata de una medida de ahorro y de salud a largo plazo para las personas que conviven en el lugar.

Se trata de llevar de una forma no conocida hasta la fecha, la biodiversidad de la naturaleza a nuestra vida cotidiana. Se trata de un sistema de transformación de las ciudades en lugares menos deprimentes y cimentadas. ¿Pero, exactamente qué beneficios aporta un jardín vertical en una empresa? Veámoslo:

  • El jardín vertical mejora la calidad de aire de las empresas. La instalación en la pared interior de un jardín vertical no solo ejerce efecto positivo en la salud mental de las personas, además, elimina partículas y elementos contaminantes en el ambiente. Por la mañana, las plantas absorben el dióxido de carbono y al mismo tiempo expulsan oxígeno, por lo que el aire se purifica. Las personas no son conscientes de los elementos contaminantes que rodean una oficina. Un metro cuadrado de jardín vertical es capaz de atrapar 130 gramos de polvo en un año.

 

  • El jardín vertical, insonoriza espacios de trabajo. Las plantas que componen una estructura vegetal vertical son las encargadas de bloquear sonidos de alta frecuencia procedente del exterior. En el caso de utilizar un sustrato o tierra determinada, también aíslan de sonidos de baja frecuencia.

 

  • El jardín vertical protege los materiales de las fachadas. La variación térmica y la radiación solar a lo largo del tiempo, degradan los materiales orgánicos de las fachadas de los edificios a lo largo del tiempo. Los jardines verticales instalados en el exterior de estas fachadas aíslan este tipo de fenómenos con el efecto de una mejor conservación y un menor mantenimiento.

 

  • El jardín vertical decora a la empresa. La imagen de una empresa dice mucho de ella. Instalar un jardín vertical en el hall de una fábrica u oficina además de ser elegante, transmite valores como empresa sostenible y comprometida con el medio ambiente y más si la empresa fabrica productos poco contaminantes como es el caso de productos reciclados.

 

  • El jardín vertical reduce el consumo energético. Nadie se encuentra en una situación como para malgastar el dinero y menos en las grandes cantidades de energía que utiliza una empresa. Lo normal es que, en los días calurosos, la temperatura interior de empresas y oficinas se incrementa en proporción. Pues bien, estudios demuestran que con la instalación de un jardín vertical en las paredes del interior, la temperatura interior de los espacios de trabajo se reduce significativamente tanto para el invierno como para el verano. Esto se traduce en un ahorro del consumo energético en el largo plazo.

 

  • El jardín vertical mejora la salud mental de los trabajadores. Las plantas, la vegetación, produce una sensación de bienestar y eso se traslada al ambiente de trabajo. Con la instalación de un jardín vertical en el interior de una oficina, las personas se sienten mejor y aumenta el clima laboral. Un metro cuadrado de jardín vertical, produce el oxígeno que una persona necesita absorber en un año.

 

Jardines verticales para empresas

En espacio vegetal somos expertos en el diseño a medida y la construcción de jardines verticales modulares con o sin riego automático. Independientemente de particulares o empresas, evaluamos las necesidades y nos adaptamos de cada proyecto. En espacio vegetal nos encargamos de dar luz a proyectos relacionados con espacios más sostenibles.

Disponemos de nuestra marca propia llamada “Natural Pocket”, un proyecto que consiste en proporcionar soluciones urbanísticas sostenibles en zonas de trabajo como oficinas, en casas u hogares, en espacios públicos y en fachadas o espacios exteriores.

En el caso de que necesites más información sobre nuestros sistemas modulares de jardín vertical no dudes en ponerte en contacto con nosotros en info@espaciovegetal.com o llamando a 96 5275 695

Contacta
Comparte
0
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín de noticias >