Hierbas aromáticas
11 mayo 2015

hierbabuena

Hierbas aromáticas, una planta aromática muy conocida es la hierbabuena que, frecuentemente, se confunde con la menta. La hierbabuena puede usarse para aromatizar platos, así como también para preparar bebidas y cócteles, como es el caso del mojito. Pero también podemos usar esta hierba con finalidades terapéuticas, aprovechando sus numerosos beneficios, y además podrás sembrar la hierbabuena en casa. En estas líneas, te explicamos cuáles son las propiedades de la hierbabuena.

La hierbabuena es una planta aromática muy popular por su uso en gastronomía y en la realización de perfumes. Muchas personas la confunden con la menta ya que ambas tienen un intenso aroma fresco e incluso se utilizan indistintamente en la elaboración de dulces y helados. Esto es normal ya que la hierbabuena, cuyo nombre científico es Mentha spicata, es una especie del género Mentha. Con la proliferación de los huertos urbanos, el uso y cultivo de la hierbabuena se ha multiplicado. Esto se debe, sobre todo, a que es una planta que ofrece múltiples ventajas. Entre ellas destacan:

ayuda a combatir problemas digestivos

– resulta beneficiosa para tratar las afecciones respiratorias

– antiséptico y analgésico

calman la ansiedad

repelente natural de mosquitos y otros parásitos.

Si preparamos infusiones con sus hojas obtenemos un caldo con el que combatiremos los problemas de digestión. Si a esta infusión le añadimos aceite de oliva, obtendremos un ungüento con el que tratar quemaduras y calambres musculares. Aporta aroma y sabor a los platos en los que se usa, tanto fresca como seca.Debemos plantar la hierbabuena al inicio de la primavera, cuando la temperatura y la humedad son propicias para el desarrollo de las plantas. Podemos plantar la desde esquejes de otras plantas, o empleando semillas. Si optamos por los esquejes, antes de plantar los debemos sumergirlos en agua y esperar a que enraícen. La maceta debe tener un agujero en su parte inferior. Si no lo trae debemos hacérselo antes de plantar nuestras semillas o esquejes pues es la única manera de asegurarnos el drenaje del riego. Si el agua no saliera se acumularía el excedente de agua y las raíces acabarían pudriéndose. Prepararemos la bolsa de plantación de nuestro mini huerto llenando la mitad de la misma con tierra arcillosa, que es el tipo de terreno que más le beneficia. Sobre ella colocaremos una pequeña capa de sustrato para plantas y nuestros esquejes. Si vamos a optar por semillas, esta capa deberá de ser un poco más gruesa y colocaremos nuestras semillas a medio dedo de profundidad. Colocaremos nuestra maceta en un lugar de media sombra, ya que aunque la planta tolera bien el sol, es mejor no exponerla a altas temperaturas ni a los rayos directos de las horas centrales del día. Para que no se extienda demasiado en nuestro mini huerto podemos ir cortando sus ramas de la hierbabuena a medida que crezcan. Si las dejamos secar obtendremos hierbabuena seca de gran calidad para nuestros platos e incluso podremos preparar sacos de perfume para nuestros armarios. La planta florece a principios de otoño. Si dejamos que se sequen, obtendremos semillas para la siguiente cosecha. Durante el invierno si tenemos una zona con luz y caldeada en la cocina, por ejemplo podemos manternarla en interior aunque se trate de una planta de exterior.

 

 

Contacta
Comparte
0
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias >